12 segundos para romper de la estadística

Uno de los momentos incómodos a los que me enfrento cada año es precisamente el 31 de diciembre cuando a las 11:59 de la noche, se reparten según la tradición 12 uvas que debemos comer al ritmo de las campanadas para tener “buena suerte” y cumplir nuestros deseos para el próximo año. Más allá de que soy sumamente escéptico con ésta y otras tradiciones como salir corriendo con maletas, tener borregos en la puerta, usar ropa interior de otro color, etc., si algo tiene de  malévolo y perverso este ritual es que además involucra comer forzosamente frutas, uno de mis más añejos archirrivales. Pasando a un tono menos dramático, reconozco que esta época me gusta pues nos da la excusa perfecta para poder expresar de forma socialmente aceptable, nuestros más íntimos deseos y propósitos, así como establecer compromisos y promesas que generalmente implican cambios y mejoras en nuestra vida.

Haciendo una búsqueda en Google de distintos sitios que proclaman tener la “lista de los más comunes y populares deseos de año nuevo”, encontré que del Top de los deseos de año nuevo tanto en México como en Estados Unidos la respuesta más popular es 1) Hacer Ejercicio – Dieta – Mejorar mi figura, 2) Abandonar un Vicio, en su mayoría cigarro y alcohol, 3) Probar, aprender o conocer algo nuevo, 4) Pasar más tiempo con mi familia, y 5) Ahorrar. Agrupando todos los propósitos en 6 categorías, encontré que su distribución se da también de la siguiente forma:

  • 28% — SALUD (ejercicio, dieta, dejar vicios, ir al médico, etc.)
  • 21% — ESTILO DE VIDA / PROYECTOS PERSONALES (aprender algo nuevo, leer, viajar, organizarme, emprender negocios)
  • 21% — RELACIÓN CON LOS DEMÁS (pasar tiempo con la familia, dejar malas influencias y relaciones del pasado, empezar una familia o encontrar pareja)
  • 12% — ECONOMÍA Y BIENES MATERIALES (ahorrar, pagar mis deudas, adquirir un carro-casa- bien)
  • 11% — TRABAJO (menos estrés, cambiar de trabajo, obtener una promoción, mejorar mi actitud)
  • 08% — RELACIÓN CON EL MUNDO (hacer labor social o voluntariado, plantar un árbol, ayudar a los demás)

Esto quiere decir que 7 de cada 10 personas que lean esta columna seguramente tendrán dentro de sus propósitos alguno de los primeros tres bloques; ¿es tu caso?

En lo personal considero sumamente interesante detenernos a observar esta foto de qué cosas son las que normalmente deseamos o soñamos pues creo que revela partes muy íntimas de nosotros que comúnmente no hacemos explícitas; si bien es casual platicar en un nivel superficial que queremos bajar de peso, viajar a algún lugar, conocer a alguien “especial” o bien mejorar nuestra economía, pocas veces nos damos la oportunidad en este ajetreado mundo para realmente profundizar en qué realidad vivimos y qué necesidades tenemos como personas que nos impulsan a tener estos deseos: ¿Necesito cariño y afecto? ¿Quiero vivir más años? ¿Para qué? ¿Me siento solo? ¿Estoy aburrido? ¿Quiero ser más culto? ¿Tengo baja mi autoestima? ¿Necesito cambiar mi estilo de vida? ¿Estoy rodeado de la gente que quiero? ¿Me siento asfixiado económica o profesionalmente? Nuestros deseos aunque normalmente puedan parecer simples caprichos o gustos personales, muy comúnmente están relacionados a circunstancias y carencias que consciente o inconscientemente queremos atacar y resolver, y por lo tanto esta etapa y sus tradiciones resultan una gran oportunidad para inspirarnos y retomar un camino de búsqueda y satisfacción personal.

Y sin embargo no todo es miel sobre hojuelas en este camino pues la contraparte de mi búsqueda en internet revela datos que no deberían ser sorpresa para nadie y es que la estadística también dice que sólo aproximadamente el 8% de las personas logran verdaderamente sus propósitos. Según www.statisticbrain.com, tan sólo bastan 4 semanas para que el 36% de las personas desistan o fallen en sus propósitos, y 24% de nosotros nunca en nuestra vida los cumpliremos; no obstante no todo es negativo pues también afirman que las personas que hacen explícitos sus propósitos tienen una probabilidad 10 veces mayor de cumplirlos en comparación con aquellos que no los hacen explícitos.

¿A dónde voy con todo esto? Más allá de hablar como en otras ocasiones de la fuerza de voluntad como una de nuestras herramientas más poderosas para conseguir nuestros propósitos, creo que esta época del año nos debería de servir de ejemplo para en primera instancia, reconocer que nuestras necesidades o motivadores para emprender nuestros propósitos no son nuevas, es decir, no “surgieron” el 31 de diciembre y por lo tanto, no requieren de un reloj analógico o de un calendario para ser logradas. Aprovechemos esta oportunidad y esta pausa para reflexionar de los cambios que buscamos, pero no esperemos medir su avance y desarrollo tan sólo con el conteo de las 12 campanadas. Finalmente una segunda reflexión a raíz de este ejercicio es que del total de aproximadamente 120 respuestas que agrupé y mostré anteriormente, tan sólo 1 persona puso “ayudar a alguien más a cumplir sus sueños”. En lo personal considero que una de las mejores formas de crecer y desarrollarme, asimismo entender y satisfacer mis necesidades es a través de la sensibilización de las necesidades de los demás y de mi contribución hacia su logro. A través del desprendimiento de MIS necesidades y de voltear a ver la realidad de los demás, he logrado descubrir y valorar muchos aspectos de mi realidad de una forma distinta y encontrar la satisfacción no únicamente a través del logro de mis objetivos individuales sino también participando en el logro de aquellos de los demás, y así conseguir auténticamente una colaboración conjunta en la cual nos complementemos y logremos avances relevantes como pareja, como familia, y también como comunidad. ¿Y tú, qué propósito tendrás para este 2014?

Anuncios

Un comentario el “12 segundos para romper de la estadística

  1. […] este blog, les comparto de forma íntegra este mensaje en espera de que despierte su reflexión y con el firme propósito de tener un 2015 más constante y activo en este medio. ¡Felices […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s